El enorme potencial de una mente abierta

Tener la "mente abierta" implicar ser receptivo a nuevas ideas y diferentes opiniones o puntos de vista. Tener una mentalidad abierta implica estar en disposición de escuchar las propuestas de los demás, incluso si van en contra de nuestro criterio.

14/10/2016 bussines, intelligence, quote

El enorme potencial de una mente abierta

Jessica Livingston es fundadora de una acelaradora de statups. Como tal, se dedica a la mentorización, la formación y la consultoría estratégica en el ámbito empresarial. Es la autora de la frase que encabeza este artículo. Esta frase la podría firmar cualquier participante de GH, el autor de una teleserie de zoombies, o cualquier analista que dispone de un montón de datos y necesita sacar valor de ello. Pero... ¿Qué quiere decir tener una mente abierta?

Tener la "mente abierta" implicar ser receptivo a nuevas ideas y diferentes opiniones o puntos de vista. Tener una mentalidad abierta implica estar en disposición de escuchar las propuestas de los demás, incluso si van en contra de nuestro criterio. Desde luego que esto suena razonable, y por este motivo la "apertura mental" tiene tantos defensores. Lo difícil, como siempre, es practicarlo, porque no es lo mismo predicar que dar trigo.

Desconozco si es posible potenciar o cambiar algo tan "íntimo" como la apertura mental de cada cual. Pero, si quieres intentarlo, a nosotros no ha gustado este decálogo para aprender a pensar diferente:

  • Ponerse a sí mismo a prueba. Es bueno salir cada tanto de la “zona segura”.
  • Cuestionar las cosas un poco más. ¿Quién dijo que hay que aceptar las cosas tal como te las presentan el sistema y los demás? Si algo te confunde o no encaja, no dudes en cuestionarlo.
  • Aprender a pensar más allá de lo que está delante de uno. Es necesario comprender que todo está conectado y tu poder para anticipar y pensar en el futuro puede ayudarte enormemente.
  • No tener miedo a equivocarse. Es muy bueno arriesgar de vez en cuando. Si tienes una excesiva auto-exigencia o demasiado miedo a cometer errores, nunca harás nada.
  • Permitir que otras personas nos sirvan de inspiración. La apertura mental está muy relacionada con la humildad, pues quien cree saberlo todo nunca podrá aprender de los demás y no será capaz de replantearse o cuestionar sus ideas o creencias.

En resumen, es necesario pensar diferente para liberarse de las propias limitaciones. Las personas de mente abierta tienen más posibilidades de alcanzar todo su potencial en la vida porque arriesgan, se atreven, exploran, no se quedan con la opción más fácil. Las personas con apertura mental son buscadores incansables, inconformistas en el buen sentido de la palabra y siempre están dispuestos a aprender de todos y de todo.

Y tú, ¿estás abierto?

Comparte
este articulo